Lo que debes hacer al enfrentarte a un “cuento del tío” Pirque no está ajeno a este flagelo

Articulos
Tipografia

Hoy al mediodía una trabajadora de casa particular del sector de Cruceral 1, fue víctima de un intento de estafa telefónica de embargo de casa.


Alrededor del mediodía, una trabajadora de casa particular fue contactada telefónicamente por el dueño de casa solicitándole de manera urgente unos documentos que debía encontrar dentro de casa para evitar el embargo de la vivienda, ante lo que la mujer, guiada por el supuesto patrón buscó en el closet, cajoneras , etc, documentos que claramente no encontraría. Que era lo que eperaba el delincuente detrás del teléfono, señalándole a la mujer que sin esos documentos le quitarían la casa, por lo que le requirió juntar todos los objetos de valor, cámaras, computadores, ropa de marca, etc, que serían necesarios para pagar una supuesta suma que evitaría el embargo. Sorpresivamente la llamada se cortó y ella devolvió el llamado a su jefe quien se dio cuenta y alertó a su nana a que no hiciera nada, llamando inmediatamente a los guardias, quienes anteriormente ya habían divisado por las cámaras un automovil sospechoso con una mujer esperando fuera de uno de los ingresos al condominio.

Tras la denuncia realizada a la Comisaría de Pirque, mientras se mantiene la comunicación Carabineros acudió al lugar deteniendo el vehículo y realizando el control de identidad. Pero al no haberse concretado el ilÍcito y no tener antecedentes delictuales no pudieron ser detenidos.

¿QUIENES SON ESTOS DELINCUENTES?

Personas en su mayoría recluidas en recintos penitenciarios.
De acuerdo a Carabineros, están los delincuentes comunes y los que se dedican a este tipo de estafas, que tienen ciertas cualidades como facilidad de palabra; capacidad de convencimiento; y obtención de información. Además, en estas organizaciones pueden participar una o más personas.

Los estafadores telefónicos se autoperciben como hábiles entre sus pares, porque no necesita agredir o forzar a alguien para obtener su botín. La misma víctima lo entrega. Debido a su éxito, estos antisociales comienzan a vivir exclusivamente de este tipo de delito, por lo que obtienen el reconocimiento del hampa.

La estafa telefónica se detectó a fines de la década pasada y su motivación primaria era obtener de manera gratuita recargas de celulares para los reos. Posteriormente se inició una serie de engaños que exigían el depósito de dinero en cuentas bancarias, giros a terceras personas o la entrega de bienes de valor mediante diversos engaños.

De acuerdo al estudio del OS-9, se ha podido establecer la participación de diferentes actores, siendo el principal el delincuente creativo, el autor del engaño. Este sujeto generalmente se encuentra privado de libertad y no existe un tipo específico, es transversal, lo común es el tiempo de ocio que permite realizar la estafa.

En segundo lugar están los delincuentes que toman contacto con las víctimas para recoger el dinero, joyas u otras especies de valor. Este tipo de antisocial puede ejercer intimidación o violencia en las personas. Sin embargo, en ninguno de los casos denunciados se registró la retención de una persona o secuestro.
En tercer lugar se cuentan sujetos que, previo acuerdo con el delincuente creativo, acceden a facilitar su cuenta bancaria para recepcionar el dinero defraudado. También se prestan para utilizar su identidad con el fin de recibir un depósito en alguna empresa de giros de efectivo.

La teniente del OS-9 de Carabineros Javiera García, indicó que “la edad de los delincuentes son bastante transversales, hemos podido ver que es gente joven, pero no significa que no tenga participantes de mayor edad, además podemos decir que el que llama no es el mismo que recibe el dinero”.

LAS HISTORIAS CONTADAS

En general para estas estafas se relata que alguien conocido de la víctima sufrió un accidente de tránsito; que su vehículo tuvo un desperfecto mecánico; o les cuentan que se ganaron un premio y lo último el secuestro virtual.
En estas llamadas se usurpan identidades, las que en su mayoría corresponden a carabineros, sobrinos, primos o el jefe.

CÓMO EVITARLAS

Carabineros recomienda tener advertida a la familia de los riesgos que implica entregar información o especies a personas extrañas; como también establecer un protocolo de acción frente a emergencias en el núcleo familiar.

En tanto, al momento de ser contactado por un delincuente, se debe escuchar bien la información que se entrega y anotar los datos.
Respecto a esto, la teniente García indica también que “hay que dejar de ser tan dependiente del celular, por lo menos hay que saberse de memoria un número de teléfono”.

Carabineros recuerda además que la Institución nunca pedirá dinero para solucionar un problema y tampoco actúa como mediador.

¿QUÉ DEBES RESPONDER?

Delincuente: Buenos días, ¿con quién hablo?
Víctima: ¿con quién desea hablar?

Delincuente: ¿Es la casa de la familia Pérez?
Víctima: No, equivocado (colgar)

Delincuente: hola (primo, tío, sobrino, mamá, papá)
Víctima: ¿cuál es tu nombre completo?

Delincuente: Felicidades ud. ha ganado un premio!!
Víctima: yo no he concursado, ni he comprado boletos de lotería

Delincuente: Papá, soy tu hijo (llorando) estoy secuestrado
Víctima: si eres mi hijo, dime cuántos hermanos tienes y el nombre de tu abuelo

Delincuente: lo estamos vigilando frente a su casa
Víctima: ¿cuál es el color de mi casa?

Delincuente: niño, tus papás están en la calle, sal a verlos
Víctima: voy a colgar y llamaré a Carabineros

Estos son algunos ejemplos, pero siempre estos delincuentes que se dedican a este tipo de ilícitos renuevan las historias, como la de esta noticia, hay que estar atentos.

×
Publicidad "Solo Espera unos Segundos"
Banner_CyT.jpg